Todas las historias
Centro Científico Antártico Nacional (NASC)
Protección contra incendios en la Antártida
¿Cómo proporciona Ajax seguridad a la Base de Investigación Vernadsky?

Cliente

Centro Científico Antártico Nacional (NASC)

La principal instalación del NASC es la Base de Investigación Vernadsky en la Antártida. Hay de 10 a 14 miembros de la expedición ucraniana que viven en la Base de Investigación Vernadsky. Son científicos y la gente que dirige la estación. Cada año el equipo de exploradores polares es reemplazado por otro. Estudian el océano Austral, el campo magnético de la Tierra y el clima, la flora y la fauna de la Antártida. Realizan mediciones meteorológicas diarias para predecir el tiempo en todo el mundo y el cambio climático global.

Reto

Equipar la instalación remota con una alarma de incendios

La base de investigación antártica ucraniana está situada a 16.000 km de Kiev. La Antártida es el lugar más ventoso de la tierra, donde soplan vientos huracanados la mayor parte del tiempo. Incluso una pequeña llama puede convertirse rápidamente en un gran incendio.

La alarma de incendios no ha sido renovada desde 1985. Durante los primeros 10 años, la base fue utilizada por exploradores polares británicos. En aquel momento, la base se llamaba Faraday y pertenecía al Reino Unido. Después de 36 años, algunos detectores quedaron inutilizados. Pero encontrar piezas de repuesto para ellos (y llevarlos a la Antártida) era cada vez más difícil. El sistema antiguo funcionaba mal y causaba falsas alarmas. En la primavera de 2021 fue sustituido por Ajax.

«La política del Centro Antártico es comprar productos ucranianos. Y comprar sólo lo mejor: no se puede economizar en la Antártida. El precio del fracaso es muy alto y el envío cuesta mucho dinero. Se nos encendió la bombilla: si se trata de un sistema de seguridad, entonces tiene que ser Ajax. Y no nos equivocamos con la elección»Viacheslav Marchenko, Director Adjunto del Centro Científico Antártico Nacional

¿Por qué se eligió a Ajax para el proyecto en la Antártida? 

Fiabilidad de la comunicación. La estación es un complejo de edificios, por lo que es importante cubrirlos con un sólo sistema. Para ello se requiere la comunicación por radio más fiable con un largo alcance.

Mantenimiento. No se puede invitar a un instalador profesional a una estación en la Antártida; los ingenieros de la estación son quienes mantienen el sistema. Y éste no debe requerir mucha atención. Los dispositivos tienen que funcionar con baterías durante años y alertar al instante si algo sale mal. Por ejemplo, si un detector pierde la conexión o si es necesario reemplazar las baterías en un par de meses.

Alerta de incendio. Hay una persona en la estación que monitorea el sistema. Se necesita un sistema con una aplicación de monitoreo de alarmas práctica para PC, así como fuertes sirenas para alertar a las personas sobre el peligro.

Solución

Detectores de incendios inalámbricos con sirenas incorporadas

Además del hub (el panel de control del sistema de seguridad Ajax) y dos sirenas, diez detectores de incendios Ajax fueron enviados a la Antártida. Protegen contra incendios, detectan el humo y los cambios repentinos de temperatura, y previenen la intoxicación por monóxido de carbono. Cuando se conectan al sistema de seguridad Ajax mediante el protocolo de radio seguro Jeweller, los detectores pueden funcionar a distancias de hasta 1300 m del hub.

El equipo funciona sin problemas en condiciones antárticas

Los detectores de incendios Ajax cumplirán su función incluso si la estación pierde el acceso a Internet o si no hay nadie para monitorear las alarmas. Los dispositivos pueden funcionar independientemente del panel de control del sistema. Incluso si no hubiera conexión con el hub, los detectores reconocerán la amenaza y las sirenas incorporadas (85 dB) alertarán sobre el peligro.

Durante la estación fría, la temperatura exterior desciende a -27 °C. En los lugares residenciales, se mantiene a +16-18 °C, y en los no residenciales, se mantiene ligeramente por encima de cero. El sistema de seguridad Ajax aguantará incluso cuando la temperatura en las instalaciones de la estación descienda de a +11-12 °C (sucede cuando hay fuertes vientos). La temperatura de funcionamiento del detector es de 0 a +65 °C.

El sistema puede instalarse y mantenerse incluso en el Polo Sur

En la Antártida, cualquier cuestión se puede resolver siempre poniéndose en contacto con el equipo de asistencia de Ajax, que está disponible las 24 horas del día, todos los días del año, y ayuda a los usuarios de todo el mundo en múltiples idiomas. El sistema fue instalado por el especialista jefe, el mecánico de sistemas de la Base de Investigación Vernadsky.

El mecánico del sistema supervisa la calidad de la instalación y garantiza el funcionamiento fiable de los equipos. Para participar en la expedición, la comisión de concursos del Centro Científico Antártico Nacional selecciona al mejor candidato entre los aspirantes de toda Ucrania. El sistema de seguridad debe ser instalado por un profesional.

Ajax es fácil de mantener La duración de la batería de los detectores es de hasta cuatro años. Ésto es muy importante para un lugar donde es tan complicado enviar cosas.

Controlar las alarmas con la aplicación

La estación utiliza un ordenador con la aplicación PRO Desktop instalada. En el vestíbulo del edificio principal se encuentra una una pantalla con todos los indicadores. Otro ordenador en la oficina de la persona responsable se utiliza como una central receptora de alarmas. Para gestionar el sistema desde cualquier lugar, los ingenieros de la estación tienen aplicaciones Ajax en sus teléfonos inteligentes. 

En la estación hubo dos alarmas: en la cocina, mientras los exploradores polares estaban asando filetes a la parrilla, y en el taller de carpintería, donde se estaban llevando a cabo trabajos de soldadura. El sistema respondió al humo en ambos casos.

Se planea instalar ¡ otros 20 detectores de incendios

Además, el extensor de alcance de la señal de radio ReX se añadirá al sistema Ajax. La estación polar consta de 12 edificios (entre ellos alojamientos, un taller de carpintería y un garaje para barcos), ubicados a cierta distancia entre sí. Los edificios están cubiertos de hierro con nervaduras, el cual puede interferir con la señal de radio. El repetidor de señal aumentará el alcance de los dispositivos y se convertirá en un enlace fiable entre los detectores y el hub.

Los nuevos dispositivos se entregarán a la estación en febrero de 2022, cuando una nueva expedición polar parta hacia la Antártida. Se necesitarán tres aviones, un barco y unos siete días de viaje.

Productos

Galería

¿Tiene un proyecto implementado interesante?
Sugiera su historia para que se publique.
Implementar un proyecto similar
Los socios autorizados de Ajax están listos para desarrollar una solución de seguridad personalizada para su instalación. Deje sus datos de contacto para solicitar un presupuesto.